somos optometristas

Gafas de sol no homologadas

La homologación de las gafas de sol la realiza el propio fabricante y no se encuentra sujeta a controles ópticos ni sanitarios por parte de las administraciones de la Unión Europea. Los estudios demuestran que esto lleva a que existe una gran cantidad de gafas de sol que, después de un análisis, no cumplen con la normativa vigente.

Las ventas totales de gafas de sol en España se cifran en 21,6 millones de unidades, teniendo en cuenta todos los canales de distribución de las mismas. El 29,6% de este tipo de artículos se adquieren en tops manta y mercadillos. Este canal, sin ninguna regulación, vende más de 6 millones de unidades. Casi 4 millones de unidades se usan para promociones de empresas y productos y como ‘gadgets’ para ofertas como periódicos o revistas. Otros 2 millones de unidades se distribuyen en bazares, pequeños comercios como los “todo a 1 €” y gasolineras.SOL y MERCADILLO

Esto representa que cerca del 60% de las gafas de sol que se adquieren en toda España son distribuidos en canales con muy baja garantía de calidad.

Análisis realizados por la Universidad Complutense de Madrid sobre los filtros (lentes) de una muestra de gafas comercializadas en bazares, top manta y establecimientos no sanitarios de España han mostrado un resultado dramático, ya que el 93% de las gafas analizadas disponen de lentes que no cumplen con la normativa vigente con el consiguiente riesgo para la salud visual y ocular:

Entre el 40% y 45% de las lentes tiene una potencia de graduación superior a la admitida (neutra) provocando borrosidad en la imagen retiniana, que puede no ser evidenciada por el usuario debido a la capacidad de acomodación del sistema visual pero si pueden existir síntomas asociados como fatiga y cansancio visual.

• El 57% de las lentes poseen aberraciones prismáticas periféricas superiores a los tolerados. Esto provocará imágenes deformadas en posiciones de mirada no primaria, como, por ejemplo, la visión de un retrovisor en la conducción. Pueden manifestarse síntomas como malestar, mareos o inclinación del suelo.

Solo el 75% de la muestra elimina en su totalidad la radiación ultravioleta UV mínima que la legislación determina.

Hasta el 20% de la muestra no son aptas para la conducción diurna debido a su baja transmitancia lumínica.

La mayoría de estos productos llevan adheridas las características ópticas, el código CE y las instrucciones de mantenimiento, produciendo este hecho mayor confusión entre los usuarios.

La industria y tecnología actual permite fabricar, de manera rápida, sucedáneos de filtros ópticos y de gafas de sol que no cumplen los requerimientos necesarios para proteger la salud oculares, incluso, que deforman las condiciones del ojo aumentando el peligro de daños.

Con todo lo anterior, no cabe duda que estamos ante un problema de salud pública con todos los condicionantes personales, sanitarios, sociales y económicos que este hecho implica.

Los ópticos-optometristas recomiendan el asesoramiento y adquisición de las gafas de sol en establecimientos sanitarios de óptica que garantizan el cumplimiento de la normativa de seguridad y calidad y la selección del filtro solar adecuado para cada usuario y cada necesidad.

 

Deja un comentario

Accede a tu cuenta

No recuerdas tu contraseña ?

Regístrate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR