somos optometristas

Estudios de población

LOS TRABAJADORES QUE UTILIZAN GAFAS PREMONTADAS PONEN EN RIESGO SU SALUD VISUAL

Esta es una de las conclusiones del último estudio organizado y promovido por la Asociación Visión y Vida y realizado por la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT) de la Universidad Politécnica de Catalunya con la colaboración de la empresa eléctrica Endesa (mayo 2015).

El informe  – El estado de la visión próxima en el trabajo y el ocio – pretende servir de base para concienciar a la sociedad de la importancia de utilizar equipamientos ópticos adecuados a nuestras necesidades visuales, que permitan tener una visión eficaz y nítida en distancias cercanas e intermedias para un mejor y seguro desarrollo de nuestras actividades diarias y cotidianas.

Tras el análisis de sus resultados, los autores del estudio han llegado a las siguientes conclusiones:

  • La visión de cerca es mejor con gafas personalizadas que con premontadas. Los resultados de agudeza visual de los usuarios de gafas premontadas fueron inferiores a los alcanzados en gafas personalizadas.
  • Los usuarios de gafas premontadas no alcanzan la misma calidad de visión que los de gafas personalizadas. Si se extrapola a España, más de 6 millones de usuarios de premontadas tiene dificultades de visión debido al astigmatismo, 4 millones debido a su anisometropía y más de 7,5 millones debido a su distancia interpupilar.
  • Las mujeres sufren más problemas por el uso de gafas premontadas ya que, debido a su distancia interpupilar, sufren más efecto prismático.
  • Las gafas premontadas apenas cumplen con las necesidades y características visuales de cada usuario.
  • Al comprar gafas premontadas sin supervisión del optometrista, la persona escoge aquellas con las que ve los objetos más grandes –efecto lupa-. Debido a la hipercorrección se terminan sufriendo problemas y molestias visuales, incluyendo dolores en las cervicales.
  • Los usuarios de gafas monofocales para corregir sus problemas de visión próxima tienen 2,5 veces más problemas en la conducción. Para su seguridad, sería mejor el uso de gafas progresivas.
  • No acudir al profesional de la visión para solucionar la presbicia puede acarrear consecuencias negativas en el medio-largo plazo: el 25% de la población entre 19 y 64 años tienen condiciones patológicas oculares asintomáticas que pasan desapercibidas hasta que son irremediables.
  • Es necesario que se incremente la frecuencia de revisiones visuales para asegurar una mayor agudeza visual y mitigar molestias frecuentes como el picor de ojos, la fatiga o la sensación de arenilla.
  • La legislación debería exigir, como en el resto de equipamientos ópticos, que la gafa premontada –producto sanitario clase I- requiere adaptación individualizada para cada usuario y exigir su comercialización solo en establecimientos sanitarios.
  • Es imprescindible que los profesionales de la salud visual y las instituciones lancen campañas informativas para dar a conocer los riesgos asociados a un mal uso de las gafas premontadas.
  • No es recomendable adquirir gafas premontadas en aquellos establecimientos donde no haya un profesional que aconseje durante la compra.

 

Análisis detallado del estudio:

  • Fecha del estudio: Entre junio 2012 y junio 2013.
  • Muestra:
    • 507 trabajadores (345 hombres y 159 mujeres).
    • 392 usuarios regulares de gafas. Únicamente 50 individuos con lentillas.
    • El 68% de la muestra son usuarios de gafas que nunca usan lentes de contacto.
    • Únicamente el 22% de la muestra no utiliza compensación óptica.
  • Tendencias de uso de equipamientos ópticos:
    • Las lentes de contacto son más utilizadas entre usuarios jóvenes que adultos.
    • El 28% de los usuarios de gafas monofocales para visión próxima utiliza gafas premontadas, mientras que el 72% tiene gafas personalizadas (prescritas por un profesional).

Los resultados de agudeza visual de los usuarios de gafas premontadas fueron inferiores a los alcanzados en gafas personalizadas. Solo una tercera parte de los usuarios de gafas premontadas alcanza agudezas de uno o superiores.

La visión de cerca es mejor con gafas personalizadas que con premontadas:

Agudeza Visual visión próxima

FIgura 862

En la figura 8.6.2, los resultados se refieren exclusivamente a usuarios de gafas monofocales para visión próxima, agrupados en usuarios de gafas premontadas y usuarios de gafas personalizadas. Puede verse que, entre los usuarios de gafas premontadas, la AV más frecuente es AV = 0.8 mientras que, entre los usuarios de gafas personalizadas, la más frecuente es AV = 1.2, que además está prácticamente equiparada con AV = 1. Pocos usuarios de gafas premontadas alcanzan estas agudezas visuales.

En términos absolutos, 2 de cada 3 usuarios de gafas premontadas podrían mejorar su AV y alcanzar valores iguales a 1 o superiores si utilizasen gafas personalizadas, en lugar de las premontadas.

Existen otros parámetros personales que llevan también a la conclusión de que las diferencias específicas de cada persona desaconsejan el uso de gafas premontadas por su estandarización.

Estos parámetros son: 1.- Potencia esférica  2.- Astigmatismo  3.- Distancia interpupilar

FIgura-891

  1. Potencia esférica – Los valores de la potencia esférica difieren entre ambos ojos. Casi el 50% alcanza valores de 0.50 D o superiores.
  2. Astigmatismo – Las gafas premontadas ignoran el astigmatismo. El número de personas que presentan algún grado de astigmatismo en alguno de sus ojos asciende a 495 respecto a un total de 501, de los que se dispone de información completa sobre el astigmatismo de ambos ojos. Esta suma representa el 98.8% del total de los casos. Si se exige que el astigmatismo sea -0.5 D o más negativo en alguno de los ojos, entonces el porcentaje baja al 90.0%. Situando el umbral en -0.75 D, el porcentaje se sitúa en el 65.7. El hecho de no llevar compensado el astigmatismo implica peor visión, más cansancio y en muchos casos dolor de cabeza, entre otros síntomas.
  3. Distancia interpupilar – La distribución de las DIP es distinta entre hombres o entre mujeres. En el caso de los hombres los valores más frecuente son los que van de 59 a 63 mm., mientras que para las mujeres son los que van de 55 a 59. Las DIP promedio encontradas en las gafas premontadas analizadas son de 62 mm.

En resumen, los usuarios de gafas premontadas pueden ver limitada su AV con este tipo de corrección por cualquiera de los tres motivos anteriores. El 94% de los usuarios incumple alguna de las anteriores condiciones, por lo que está limitando su agudeza visual.

Comments (2)

  1. Alberto Martínez 19 abril, 2016 at 9:19 pm

    Estamos de acuerdo qué unas gafas personalizadas son las perfectas, pero son bastante más caras.
    Eso es lo que hace que se usen las gafas premontadas.

    Responder
    • Buenas tardes, Alberto.

      Claro que son más baratas las gafas premontadas: se fabrican en serie y de forma generalizada con materiales de baja calidad, sus lentes suelen ser generalmente de plástico inyectado, no cuentan con el control sanitario de un profesional de la visión, como es el caso del óptico-optometrista, etc. De hecho, es por ser -como tú dices- más baratas, por lo que pueden provocar importantes daños visuales en la población, sobre todo en aquellas personas que ya poseen anomalías en su visión y lo desconocen o lo ignoran. De ahí nuestra recomendación de por qué no deben utilizarse.

      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Accede a tu cuenta

No recuerdas tu contraseña ?

Regístrate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR