somos optometristas

Consejos para evitar el Síndrome Visual Informático-Digital (SVI-D)

Desde Somos Optometristas queremos ayudar a maximizar el confort visual y evitar el SVI-D a las personas que están inmersas en este nuevo mundo digital. Para prevenir estos síntomas y daños visuales adversos vamos a hablar de:

  • Consejos óptico-optométricos-refractivos
  • Consejos ergonómicos
  • Consejos de configuración

 

Consejos óptico-optométrico-refractivos

  • Aunque no usemos gafas o lentes de contacto, pequeñas alteraciones de índole refractivo (miopía, hipermetropía o astigmatismo), acomodativo o de alineamiento de los ojos (binocular) se pueden convertir en muy problemáticas, por lo que el primer consejo es que visites a tu óptico-optometrista para que te realice un análisis visual y lo descarte o compense.
  • Todos los usuarios deben hacer descansos periódicos para eludir la fatiga visual. Utiliza la Regla del “20-20-20”. Realiza pausas alrededor de 20 segundos cada 20 minutos mirando a una distancia de 20 pies (unos 6 metros) o realiza al menos 2 pausas cada hora intentando relajar la acomodación y la convergencia (observando objetos lejanos). También es útil levantarse y estirar las piernas.
  • Si se usan gafas, implementar tratamientos en las lentes oftálmicas:
    • El tratamiento antirreflejante en las lentes es muy beneficioso al aumentar la transparencia de un 7% a un 9% mejorando el confort. No obstante, ojo porque los reflejos que evitamos son los existentes sobre las propias lentes de las gafas pero no los que hay sobre las pantallas.
    • El filtro de luz azul nociva, además de eliminar los reflejos, reduce la entrada de luz azul-violeta de alta energía que emiten los PVD hacia los ojos, protegiendo la retina de daños. Además aumenta el contraste y la nitidez de las pantallas, ofreciendo una visión más natural del color. Este filtro de luz azul nociva también se encuentra disponible en algunas lentes de contacto e incorporado en algunos protectores de pantalla.
      gafas

      Unas gafas con filtro de luz azul protege a la retina de daños y complicaciones

  • Consulta a tu óptico-optometrista por los productos disponibles en el mercado para reducir la fatiga visual que nos provocan los dispositivos digitales y los ordenadores:
    • Para las personas présbitas o mayores de 45 años, la gama de lentes oftálmicas y de contacto progresivas tiene en cuenta todas las distancias de visión minimizando el esfuerzo visual. Apuesta por elegir lentes de amplio campo y adaptadas a tus actividades y necesidades visuales.
    • Para las personas pre-présbitas que pueden estar entre los 35 y 45 años, la gama de lentes oftálmicas ocupacionales están ideadas en exclusiva para ser usadas en un ámbito cercano de trabajo o de ocio y su diseño proporciona la mejor postura corporal al usar PVDs.
    • Para la población entre 15 y 35 años se han desarrollado lentes oftálmicas digitales diseñadas como potenciadores que apoyan el trabajo de acomodación para mejorar el enfoque y reducir el estrés visual y postural. También empezamos a disponer de algunas lentes de contacto con estos diseños en el mercado.
  • Los usuarios de lentes de contacto deben recordar que es muy importante aumentar de forma consciente la frecuencia y la amplitud del parpadeo para evitar sequedad, irritación y pérdida de transparencia de las lentes. Asimismo siempre es recomendable pedir al óptico-optometrista la adaptación de lentes de contacto de alta permeabilidad (DK), alta definición y baja deshidratación, lo que contribuirá a evitar síntomas asociados.
  • Para los miopes bajos o moderados, que pueden no usar su compensación en las tareas de cerca, es conveniente el uso de sus gafas / lentes de contacto si existe algo de anisometropía (diferente graduación entre un ojo y otro), pues la calidad de la imagen binocular será peor. Esto se agudiza más si además existen pequeños astigmatismos.
  • Los miopes medios con graduaciones superiores a -2.50 D, que habitualmente leen sin gafas, tienen que acercarse excesivamente a la pantalla de la tablet o el ordenador para obtener una imagen nítida y adoptar una postura forzada. En estos casos, se suele requerir una corrección parcial de su miopía o implementar una adición para visión próxima.
  • Los usuarios con bajas hipermetropías pueden necesitar que su defecto refractivo sea compensado durante su trabajo con pantallas, aunque el resto del tiempo no necesite usar la corrección. A mayor edad y/o menor amplitud de acomodación, mayor será la graduación positiva requerida por el sujeto.
  • Astigmatismos sin compensar de tan sólo 0.50 D pueden provocar estrés visual en algunos sujetos que utilizaban habitualmente pantallas. Por lo tanto, si su astigmatismo es ≥ 0.50 D, se debe considerar la posibilidad de compensarlo si está produciendo sintomatología adversa.

 

Consejos ergonómicos

  • En cuanto a la iluminación, debe tenerse especial cuidado en la colocación y distribución de la fuente de luz, que nunca deberá ser excesiva, incidir directamente sobre los ojos del usuario, ni crear sombras o reflejos en las pantallas. Los expertos recomiendan que la relación de luminancia entre la pantalla y los alrededores visuales inmediatos no exceda de la relación 3:1 ó 1:3. Si no podemos variar la luz ambiente deberemos regular el brillo y la intensidad de la pantalla.
  • El color de las paredes debe ser suave y mate, con tintes que disimulen el blanco puro y evitando los colores fuertes estresantes. Son convenientes las oficinas y habitaciones amplias o con ventanas, que permiten mirar de vez en cuando a distancia lejana. Molesta mucho trabajar en un rincón sin ventanas.

despacho ideal

  • Los asientos: La silla debe ser deslizable y de altura regulable permitiendo el apoyo firme de los pies en el suelo. El respaldo debe tener una ligera inclinación hacia atrás (mínima, porque si no el tronco ya no formaría un ángulo de aproximadamente 90° con los muslos). La espalda debe apoyarse completamente en el respaldo, y es importante que la zona lumbar no quede sin apoyo.
  • La mesa: Debe de usarse una que tenga suficiente espacio de trabajo y con una altura que evite que los hombros se levanten al usar el teclado y los brazos estén paralelos al torso. Además, si la colocamos cerca de una ventana o espacio abierto será mucho mejor.
  • La distancia de visualización es básica para evitar el SVI-D. En general el sistema visual siempre trabaja más cómodamente con los dispositivos más alejados siempre que permita ver los caracteres con comodidad, puesto que hay menos demanda tanto de convergencia como de acomodación.
    • Para los ordenadores de sobremesa, entre los ojos del usuario y la pantalla del ordenador debe haber una distancia mínima del brazo extendido para evitar daños oculares (entre 60 y 70cm).
    • En los ordenadores portátiles la distancia es más reducida pero debemos siempre respetar la mayor posible (entre 50 y 60cm).
    • Para las tablets y los teléfonos móviles la distancia ideal mínima es la misma que la de un libro: la distancia entre el codo y la palma de la mano del usuario (entre 35 y 45cm).
    • Para todos los dispositivos es esencial prestar especial atención a la distancia de uso en niños y adolescentes. Al tener los brazos más cortos su distancia de visualización también se reduce, pero una distancia de visualización muy cercana implica un alto esfuerzo de acomodación y hay estudios que indican que el trabajo continuado en visión muy próxima induce el desarrollo de miopías y otros trastornos visuales.
  • La situación de las pantallas también es importante para evitar fatiga visual y el SVI-D. En general la posición más correcta en tareas de cerca es la mirada inferior, que requiere menor acomodación y convergencia y proporciona una mejor humectación ocular.
    • Para los ordenadores de sobremesa, la parte superior del monitor debe quedar a la altura de los ojos, sin sobrepasar en altura la cabeza del usuario, de forma que la línea de mirada quede a unos 10° o 20° por debajo de la línea de mirada horizontal. En los niños este consejo cobra especial relevancia ya que por sus estaturas suelen tener una mala situación, mirando recto o hacia arriba, tanto en las aulas como en sus hogares.
    • Para los ordenadores portátiles, las tablets y los teléfonos móviles la posición normal de visualización es siempre inferior pero debemos evitar posturas inadecuadas como visualizarlas tumbados o recostados. El ángulo de visión para tablets y smartphones no debe ser inferior a 35°.
  • Se debe intentar colocar el material de referencia para la tarea a desarrollar y los ordenadores a la misma distancia. El cambio de mirada (del monitor a textos por ejemplo) puede ser muy fatigoso para el sistema visual, ya que exige una constante búsqueda visual y un constante cambio acomodativo.

 

Consejos de configuración

  • Ajusta convenientemente el contraste: el negro debe ser negro (no gris oscuro). Para ello, baja el brillo del monitor. Una página totalmente blanca no te debe deslumbrar. Para ello ajusta el contraste. Jugando con el contraste y el brillo conseguirás la configuración correcta (intenta con diferentes ajustes).pantalla

Dependiendo del dispositivo también podemos encontrar una opción de ‘Brillo automático’, la cual ajustará el brillo de la pantalla dependiendo de la luz ambiente que detecte en cada momento.

  • Existen también aplicaciones que permiten además controlar la temperatura de color que muestra la pantalla. Con esta función podemos cambiar de tonos fríos (azules y rosados) a tonos cálidos (amarillos y naranjas) para tener una percepción visual más agradable y evitar la pérdida de sueño y el insomnio debido al uso prolongado de nuestros smartphones.
  • Los caracteres negros sobre un fondo blanco son la opción más habitual, aunque algunas personas encuentran dificultad para leer en condiciones de máximo contraste. Cada sujeto ha de probar distintos colores (tanto de fondo como de caracteres) hasta encontrar el que le resulta más adecuado.
  • Evita utilizar formatos de letras demasiados pequeños. Reduce la resolución, o aumenta el tamaño de la fuente (incluso temporalmente) para que lo tengas algo más legible.
  • Si tienes que leer largos textos en la pantalla, lo mejor es que elijas fuentes del tipo Verdana en vez de fuentes del tipo Times New Roman. En la mayoría de navegadores puedes cambiar la fuente de los caracteres para tener una del tipo Verdana para mejorar la legibilidad.
  • Para los dispositivos digitales, apuesta por protectores de cristal templado ya que no suelen crear burbujas de aire, además de ofrecer una buena sensación táctil y no generar brillos o reflejos molestos en la pantalla.

Deja un comentario

Accede a tu cuenta

No recuerdas tu contraseña ?

Regístrate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR