somos optometristas

Conducción y gafas de sol

car-828860
La conducción bajo condiciones de alta iluminación está asociada a los riesgos existentes por deslumbramiento, debido a la radiación solar que pueda existir durante la realización de dicha actividad. Por ello, es conveniente utilizar gafas de sol homologadas que permitan bloquear esos destellos y evitar pérdidas de visión repentinas que hagan variar la trayectoria del vehículo, haciendo esta actividad más confortable, segura y placentera.

Las gafas de sol más recomendables para conducir son las que poseen una categoría de filtro solar inferior a 4. Sin embargo, las categorías 1, 2 y 3 tampoco son válidas para la conducción nocturna, puesto que se pierde luminosidad y todo se percibe más oscuro, perdiendo así visibilidad.

Es muy importante que, independientemente de su color, los lentes solares no alteren ni modifiquen sustancialmente los colores naturales de los objetos y del entorno que estamos mirando. Es decir, si tenemos unas lentes verdes no podemos verlo todo verde. Los colores de filtros de protección solar más utilizados son el marrón, el verde y el gris y deben aumentar el contraste y permitir la percepción de los colores con muy pocas alteraciones.

Los filtros naranja o amarillos son adecuados para utilizarlos en condiciones de baja luminosidad, como con niebla, nublados intensos o en la conducción de noche, ya que favorece un aumento de los niveles del contraste, por lo que NO son válidos para utilizarlos en días soleados.

Los filtros polarizados, además de filtrar el exceso de luminancia, eliminan los reflejos horizontales que pueden llegarnos del agua, el asfalto o superficies brillantes, evitando el deslumbramiento provocado por los reflejos más molestos del sol.

conduccion

Por su parte, es recomendable que las gafas cubran la mayor parte de la cara del usuario, sobre todo al conducir motocicletas o vehículos con ventanas abiertas. Esto impediría que entren en el globo ocular partículas de polvo procedente del aire, de los otros vehículos de la vía o de los diferentes elementos del paisaje.

En este sentido, los ópticos-optometristas recomiendan a la población que acuda a las revisiones, al menos, una vez al año y antes de emprender viajes largos, con el fin de evaluar y detectar posibles errores en la refracción del usuario y prescribirle métodos de compensación o solución como gafas o lentillas con su graduación real, con el fin de compensar adecuadamente sus defectos refractivos.

Deja un comentario

Accede a tu cuenta

No recuerdas tu contraseña ?

Regístrate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR